Qué hacer y visitar en el Estado de Victoria

Melbourne

A pesar de ser el estado más pequeño de Australia (sin contar la isla de Tasmania), Victoria es uno de los territorios con mayor cantidad de atractivos para recorrer con los amigos y disfrutar en familia; con maravillosas rutas paisajísticas y gran variedad de íconos culturales.

Su capital es la atrayente ciudad de Melbourne, ubicada a orillas del río Yarra y la bahía de Port Phillip, una urbe vibrante y cosmopolita con una agitada vida diurna y nocturna.

Es el epicentro empresarial, administrativo, cultural, educativo y recreativo de la región, catalogada además como una de las ciudades con mayor calidad de vida en el mundo, donde sus elegantes calles llenas de vida y sus edificaciones con diseños de vanguardia que se mezclan de manera fascinante con la arquitectura patrimonial, proporcionan al visitante un escenario urbano de ensueño.

Entre sus principales referentes se destacan la Torre Eureka, el edificio más alto de la ciudad, el Palacio Real de Exposiciones y Jardines Carlton, el Museo de la Inmigración, el Museo Melbourne, y el impresionante Complejo Melbourne Park, donde se realiza cada año el tradicional Abierto de Tenis de Australia.

Desde allí se pueden realizar completas excursiones hacia lugares de absoluta belleza natural, como el Parque Nacional Grampians, localizado a unos 235 kilómetros al oeste de la ciudad, y que se caracteriza por albergar monumentales paisajes de montaña con impresionantes vistas rocosas, rica cultura aborigen, patrimonio europeo, y donde habita una rica diversidad de plantas y animales.

En el puerto de pesca San Remo, cerca a Melbourne, se puede tomar una embarcación que nos lleve a la Isla Phillip (aunque también se puede llegar vía terrestre); un pequeño territorio en el que se puede realizar gran variedad de deportes acuáticos, con playas estupendas y un parque agradable para realizar un inolvidable picnic.

Otros lugares de amplio reconocimiento ecoturístico son la Península Mornington, un sitio ideal para nadar con delfines y practicar surf en sus playas, y la Cordillera Macedon y Daylerford, con sus aguas minerales y manantiales de agua caliente.

Una visita a Victoria no quedaría completa sin disfrutar de los impactantes acantilados y playas salvajes que se pueden observar durante el recorrido por la Gran Carretera Oceánica (Great Ocean Road), que con sus 700 kilómetros de longitud conecta las ciudades de Melbourne y Adelaida.

Foto Vía Zapcome

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Turismo en Australia



Comentarios (1)

  1. Ambrosio dice:

    Suena que hay muchas cosas interesantes en australia hay que ir allá, saludos

Deja tu comentario