Parque Nacional Isla María, mágica naturaleza

Parque Nacional Isla Maria

El Parque Nacional Isla María (Maria Island National Park) es tal vez una de las regiones más alejadas e inhóspitas de Australia, pero a su vez una de las más atractivas; ubicada a tan solo 6 kilómetros de la costa este de la Isla de Tasmania.

Para llegar a la isla, es necesario tomar un viaje en ferry desde la ciudad de Tribunna, localizada a unos 88 kilómetros al noroeste de Hobart. Se trata de un territorio montañoso de aproximadamente 115,50 kilómetros cuadrados que además incluye un área marina de 18,78 kilómetros cuadrados.

Fue declarada Parque Nacional en el año de 1972, aprovechando su gran riqueza natural que incluyen, suaves colinas inclinadas, numerosos acantilados cayendo en el mar y afloramientos rocosos dentados, destacándose la presencia de los picos Monte María (710 metros de altura), Monte Obispo y Monte Clerk (710 metros de altura), además es el hogar una gran variedad de especies endémicas de Tasmania.

La Isla cuenta además con una rica historia, ya que fue habitada por aborígenes de la tribu Tyreddeme y experimentó cuatro períodos de colonización europea: la primera a comienzos del siglo XIX, cuando los primeros colonos encontraron en este territorio el lugar perfecto para la caza de ballenas y focas, explotando de forma despiadada a los aborígenes locales.

Posteriormente se instalaron algunas colonias penales entre 1825 y 1851, cuando llegaron unos pocos agricultores para aprovechar las bondades de sus tierras y el clima templado. En 1884 la isla comenzó una nueva etapa en su historia, cuando un comerciante de seda italiana, Diego Bernacchi, la arrendó completamente para convertirla en un verdadero paraíso del Mediterráneo; plantando 50.000 cepas y construyendo algunos resorts.

Ya con la creación del parque, gran parte de estas edificaciones fueron derribadas, y se convirtió en un refugio de vida silvestre con diferentes especies faunísticas que fueron puestas en libertad, incluyendo el canguro Forester y el canguro wallaby, introducidos entre 1960 y 1970, además de un gran número de aves migratorias. Las especies nativas son la zarigüeya pigmea oriental y las ratas de agua, entre otras.

Para recorrer la isla, solo se lo puede hacer a pie o en bicicleta; y quienes degustan de deportes acuáticos como el buceo, pueden disfrutar de la reserva marina en el extremo norte de la isla.

Foto Vía 到海的另一端去旅行

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: , ,

Categorias: Turismo en Australia



Deja tu comentario