Tarkine, el bosque tropical más grande de Australia

Tarkine

Al noreste de Tasmania se encuentra una de las zonas de mayor riqueza natural en Australia, la Región de Tarkine; un territorio que abarca alrededor de 447 000 hectáreas y que se caracteriza por albergar el bosque tropical más grande de todo el país, y uno de los bosques templados más importantes del mundo.

Se trata de un verdadero tesoro nacional, el cual contiene una sorprendente variedad de paisajes entre los que se destacan bosques húmedos gigantes, enormes dunas de arena, extensas playas salvajes, montañas escarpadas y sistemas fluviales vírgenes.

También es una de las zonas con mayor concentración de sitios aborígenes en Australia; de hecho, la región debe su nombre a la tribu aborigen Tarkine, una comunidad que alguna vez habitó estas tierras hace más de 10 000 años y los cuales se dedicaban a la caza de las aves, corderos, lobos, canguros y emúes.

Este territorio; considerado como una reliquia del antiguo Gondwana (el súper continente del que surgieron Sudamérica, África, Australia, el Indostán, la isla de Madagascar y la Antártida, a lo largo del Cretácico); se encuentra delimitado al oeste por la costa del mar, al norte por el río Arthur, al sur por el río Pieman y al este por la autopista Murchison.

Es el hogar de numerosas especies vegetales amenazadas, y también de más de 55 especies animales en peligro de extinción, incluyendo ejemplares tan singulares como la langosta gigante de agua dulce y el Águila Acuñar-atada (el águila más grande de Australia), y el famoso Demonio de Tasmania.

A pesar de su importancia natural, menos del 5% de la Tarkine estaba protegido como Parque Nacional, y muchos de sus valores únicos se encontraban amenazados por las actividades destructivas como la tala de árboles, y otras actividades ilegales como la caza furtiva y los incendios. En diciembre de 2009, las 447.000 hectáreas de la Tarkine fueron listadas como Área de Patrimonio Nacional, lo que se convirtió en un gran paso para facilitar su conservación.

El Tarkine es una zona densa, fría y húmeda, con una precipitación muy alta, por lo que se recomienda recorrerla en compañía de guías experimentados. Un vuelo en helicóptero puede ser una interesante alternativa para disfrutar de este mágico lugar.

Foto Vía sontag1

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Turismo en Australia



Comentarios (1)

  1. sonia dice:

    bueno me parece interesante que hablen un poco mas del territorio en oceania

Deja tu comentario