Gastronomía australiana

pastel-carne-australiano

La gastronomía de Australia es un fiel reflejo de su historia; y es que la gastronomía autóctona de los aborígenes australianos, denominada bush Tucker o bushfood, está completamente mezclada con la gastronomía de los primeros colonizadores europeos, como los británicos e irlandeses, así como de aquellos países de origen de los inmigrantes que comenzaron a llegar tras la Primera Guerra Mundial, principalmente gastronomía asiática y mediterránea.

Este compendio de diferentes mesas y estilos crean una de las gastronomías más modernas, originales e inventivas; ya que podemos decir que el sabor tradicional de algunos alimentos, que difícilmente podríamos encontrar en otras partes del mundo, se mezcla con recetas mucho más cercanas y habituales en Europa o Asia.

Si algo caracteriza los productos de esta cocina, es sin lugar a dudas su frescura. Encontramos una gran variedad de frutas y verduras, aprovechadas evidentemente en muchos de sus platos. De estas, se podría destacar el sabor de sus mangos, papayas, papas o zanahorias. Asimismo, también es interesante destacar sus quesos, que aunque no tengan tanta fama como los quesos franceses, lo cierto es que disfrutan de una calidad exquisita y un sabor asombroso.

La carne y pescado es fundamental en sus recetas. Además debemos recalcar que muchas de estas carnes pueden resultar un tanto exóticas. Todo sea dicho la mayoría de éstas eran ya usadas por los aborígenes de Australia desde hace aproximadamente 40.000 o 60.000 años.

Si fuera de Australia podría resultar raro comer carne de canguro, por poner un ejemplo, aquí es algo completamente normal. Los restaurantes llenan sus menús con platos con éste, haciendo ver que la comida bushfood es ahora una moda gastronómica bastante usada en el país.

Entre las carnes y pescados más usados en la gastronomía australiana podemos encontrar el ya mencionado canguro, pero también otros como el Emu, Barramundi, Trevalla, Moreton Bay Bug y el Yabby. Además no sería raro encontrar platos realizados con cucarachas (tipos especiales de este insecto, no todas) y escorpiones. Evidentemente estos dos últimos ingredientes sólo son aptos para aquellos que no sean escrupulosos con la comida.

De entre esos alimentos y especias nativas que hemos resaltado podemos destacar el Akudjira, Davidson´s plum, Desert Lime, Finger Lime, Illawarra Plum, Lemon Aspen, Lemon Myrtle, Mountain Pepper, Macadamia, Muntries, Quandong, Riberry o el Wattleseed.

Cabe destacar que la gran influencia inglesa ha dado como resultado una gran variedad de pasteles, es más, uno de sus platos más típicos es precisamente uno de estos pasteles, el delicioso pastel de carne.

A pesar de que los postres no sean el fuerte de esta gastronomía, podemos encontrar algunos platos dulces que son muy populares y bastante peculiares.

El rey de estos platos, o por lo menos el más típico, es el Pavlova. Este pastel está hecho a base de nata, merengue y fruta fresca como el kiwi, el melocotón, el mango etc.

Además también se pueden destacar otros postres, igualmente deliciosos, como el Anzac biscuits, Lamingtons o la Vanilla slice.

En cuanto a la bebida, cabe destacar que los vinos australianos gozan de gran fama a nivel internacional. Cuentan con una excelente calidad. Podemos destacar aquellos que surgen en el sur del país, en el valle Barossa, aunque también son deliciosos los vinos jóvenes del sudoeste. Australia cuenta con cuatro grandes bodegas Southcorp Wines, BRL-Hardy, Orlando Wyndhan y Mildara Blass.

Más información sobre Australia:

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Cocina Australiana



Deja tu comentario