Hillier, un lago de color rosa

Lago Hillier

Si hay algo que caracteriza a Australia es la cantidad de lugares increíbles que podemos disfrutar gracias a la naturaleza que se localiza en este país, que regala a Australia paisajes impresionantes.

Los colores juegan un lugar importante en los paisajes de Australia, playas como Rainbow Beach con la arena de colores o Hyams Beach, donde la arena adquiere el color del talco nos proporcionan paisajes que quitan el aliento. Hoy hablaremos de un lugar no menos sorprendente, y donde el color es el protagonista, se trata del Lago Hillier.

Este lugar espectacular se encuentra en la mayor de las 100 pequeñas islas que conforman el archipiélago de Recherche, en Australia Occidental y está apenas separado del océano por un área estrecha cubierta por las dunas y la arena blanca, responsable de la separación del agua del lago y la del océano, pero lo que más llama la atención de este lago es su color rosáceo, que ofrece un paisaje increíble, y más al contrastar con el agua del mar.

Quien visite el Lago Hillier se quedará impresionado con el contraste del color rosa liliáceo del agua del lago con el azul del mar y el verde del frondoso bosque. No se conoce cual es el motivo por el cual el agua del lago adquiere este tono, pero hay teorías acerca del motivo de su coloración, aunque actualmente siguen investigándolo. La teoría más arraigada es que podría ser la acumulación de diferentes tipos de bacterias, algas y su bajo nivel de nutrientes.

Este increíble lago fue descubierto por Matthew Flinders. Un navegante británico que observó por primera vez las aguas rosas del Lago Hillier en su expedición en 1802. En esta expedición, Matthew Flinders subió al pico más alto de la isla, que hoy en día se conoce como Pico Flinders.

Foto vía: en2patas

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Sin categoría



Deja tu comentario