El canguro, símbolo de Australia

Canguro

Si pensamos en Australia, inevitablemente pensamos en el canguro, y es que este animal es uno de los símbolos más representativos del país.

Además es uno de los animales más sorprendentes del planeta, pues es capaz de correr, saltar y lleva una bolsa que hace las funciones de guardería para sus hijos.

La primera vez que se habló de canguros en el mundo occidental, fue en 1629, cuando el capitán holandés Francisco Pelsaert llegó a Australia y los describió así: “Encontramos en estas islas gran número de una especie de gatos que son muy extrañas criaturas. Tienen aproximadamente el tamaño de una liebre y su cabeza parece la de una civeta. Sus patas anteriores son muy cortas…

El nombre de “Kangooroo” se lo pusieron los aborígenes y hace referencia a los saltos tan propios de estos animales y que asombran a muchos. Ningún otro animal de más de cinco kilos de peso se mueve dando brincos. Existen muchas leyendas entorno a este marsupial.

Una de las más curiosas dice que los canguros tenían todas las patas de la misma longitud originariamente, hasta que se dio cuenta que podía correr más sólo apoyando dos patas, lo que hizo que poco a poco las patas delanteras fueran encogiendo.

Entre las especies de canguros, encontramos el canguro rojo, el canguro gris oriental y el canguro gris occidental. El rojo es el más grande, llegando a medir metro y medio con un peso de 90 kilos.

Son animales de costumbres nocturnas, así que si los queremos ver al aire libre debemos salir por la noche o estar atentos en zonas despejadas de día, cuando salgan a por comida. Aunque son herbívoros, hay que tener cuidado con ellos ya que si creen que están en peligro pueden reaccionar de forma violenta. Hay tantos canguros en Australia que la caza de estos está permitida, aunque de forma controlada.

Foto vía: wikifaunia

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Flora y Fauna Australiana



Deja tu comentario