Visitar el Dorigo National Park

Cataratas

Uno de los grandes tesoros de Australia son sus parques nacionales. En este país son realmente meticulosos con el cuidado de  estos parques, no permitiendo al visitante que realice la más mínima modificación. Algo normal si se piensa el gran número de visitantes que reciben, entre tantos se podría alterar el ecosistema, lo que haría que desaparecieran en pocos años.

Una de estas joyas australianas es el Dorigo National Park. Está situado entre Sidney y Gold Coast, en el estado de New South Gales. Uno de los mayores atractivos de este parque es la cantidad de cascadas que hay en él. En algunas épocas del año se puede nadar bajo estas cascadas, donde se disfruta de un baño con efecto hidromasaje.

Otra de las características es su vegetación densa y húmeda, que dificulta que penetre la luz en el parque, impidiendo a veces poder observar la gran cantidad de especies animales que allí habitan.

La entrada al parque es gratuita. Al entrar hay un pequeño museo donde podemos encontrar todo tipo de información turística: mapas con los senderos para las rutas caminando y además se puede encontrar todo tipo de información sobre los pájaros, marsupiales y reptiles que habitan en el Dorigo National Park. Existen varios senderos, se pueden escoger dependiendo de las preferencias o distancia que se quiera recorrer. También hay un camino preparado para recorrer en silla de ruedas.

En el camino al parque, encontramos un pueblo que requiere una parada obligatoria, se trata de Bellingen. Disfrute de sus cafés decorados al estilo victoriano y su bonitas tienda de antigüedades con objetos de decoración y muebles. Además si se sube en coche al Dorigo National Park, Bellingen es la última oportunidad de repostar gasolina hasta que se llega a la cima.

Foto via: Emily Nelson

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Turismo en Australia



Deja tu comentario