Visitar el Parque Nacional Muros de Jerusalem

Parque Nacional Muros de Jerusalem

Con un nombre muy relacionado a las historias bíblicas, en Tasmania podemos disfrutar de un lugar cuya belleza nos proporciona una verdadera “experiencia religiosa”, tomando las palabras del cantante Enrique Iglesias.

Se trata del Parque Nacional Muros de Jerusalem, el cual hace parte de la extensa meseta central de la isla. Recibe este nombre gracias a la serie de colinas escarpadas ubicadas en el lado occidental de la meseta, las cuales se asemejan a grandes paredes naturales.

Los primeros europeos que llegaron a estas zonas fueron pastores, quienes se instalaron con sus animales desde 1820 hasta el 1920. Después hicieron su arribo los cazadores en busca de pieles de animales autóctonos, pero después de 1970 se popularizó entre los excursionistas.

Su superficie es de 51.000 hectáreas, y ofrece una completa variedad de atracciones visitadas por miles de personas al año, quienes disfrutan de mágicos paisajes contrastantes protagonizados por imponentes montañas, espesos bosques de coníferas, y gran variedad de pequeñas lagunas y lagos.

Son numerosos los senderos que permiten adentrarnos por todos sus rincones, admirando bellos escenarios como la Puerta de Herodes (Herodes Gate), el lago Salomé (Lake Salome), las Joyas de Salomón (Solomons Jewels), la Puerta de Damasco (Damascus Gate), la piscina de Bathesda (Pool of Bathesda), entre otros.

La mejor época para realizar estos recorridos es en verano (sin olvidar que esta zona de Tasmania se caracteriza por los fuertes cambios de clima), donde todas sus plantas silvestres florecen, y ofrecen bellos paisajes llenos de color. Uno de los senderos más populares es el que llega a Central Walls desde cerca del río Fish, pasando por el lago Rowallan.

Otro de los atractivos del parque lo conforman las hermosas Cataratas Rinadena, localizada en medio del frondoso bosque y trepando una suave colina. Lo mejor es visitarla días después que hallan terminado las épocas de lluvia, y así presenciar a plenitud la imponencia de sus caídas.

Vale la pena tener en cuenta que los Muros de Jerusalem, no cuenta con instalaciones para los visitantes ocasionales, mientras que los excursionistas deben estar bien equipados, y tener una vasta experiencia en transitar por lugares salvajes e inhóspitos.

Foto Vía MattieLee722

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Otras ciudades de Australia



Deja tu comentario