Hacienda Lanyon, cerca de Canberra

Quienes este de visita en Canberra, la bella capital australiana, y han tenido la oportunidad de conocer y disfrutar de su gran variedad de museos con maravillosas obras de arte y colecciones históricas, entonces también encontrarán muy atractivo visitar la Hacienda Lanyon. Rodeada de hermosos paisajes naturales, la historia de este lugar comenzó en la segunda mitad del siglo XIX, al levantarse una rustica edificación que tenía como el objetivo de albergar a los trabajadores (la mayoría de ellos convictos), quienes bajo las ordenes de dos amigos ingleses, se dedicaron a la producción de diversos productos agrícolas, a la ganadería, la cría de ovejas, y al cuidado de espectaculares jardines.

Durante su historia, la hacienda ha cambiado de dueños, pero siempre estuvo en manos de personas europeas, ya que después de los ingleses, el siguiente dueño fue un escocés y su familia quienes recién llegaban a Sídney. Fueron ellos los que se encargaron de levantar la casa que vemos en la actualidad.  Lamentablemente, no fueron muchos los años que el escoces pudo disfrutar de sus tierras, y debió vender por algunas dificultades económicas. Después de él, varios fueron sus dueños, pero ante la insostenible situación financiera del último de ellos, el gobierno de Australia se quedó con la propiedad y la convirtió en la Galería Sídney Nolan que abrió las puertas al público en 1975 con pinturas del artista Sir Sídney Nolan.

Sidney Nolan (22 de abril de 1917 – 28 de noviembre de 1992) fue un reconocido pintor australiano que s caracterizó por desarrollar una innovadora línea iconográfica inspirada en la historia y las viejas tradiciones de su tierra natal, aunque gran parte de su vida la pasó en Gran Bretaña. Además de disfrutar de las obras de este gran artista, sus instalaciones también ofrecen una interesante gama de programas públicos y eventos especiales, además, una amplia gama de programas educativos interactivos y de la comunidad también están disponibles. También cuenta con un local ideal para la celebración de cualquier ocasión especial.

En 2003 los usuales incendios forestales la pusieron en peligro de ser consumida por la llamas, pero por fortuna sobrevivió, y sigue maravillando a los visitantes por la tranquilidad que ofrece.

Foto Vía Toby Simkin

Imprimir

Categorias: Canberra



Deja tu comentario