Visitar el Parque Nacional West MacDonell

Parque Nacional West MacDonell

Uno de los más atractivos referentes geográficos en el centro norte de Australia es la imponente Cordillera MacDonell, la cual se encuentra ubicada a 1234 kilómetros al sur de la ciudad de Darwin, y se extiende cerca de 400 kilómetros al oeste de Alice Springs. Su cima más elevada no sobrepasa los 1600 metros de altura.

En busca de proteger estos maravillosos paisajes rocosos esculpidos en el tiempo, el gobierno australiano estableció en 1992 el Parque Nacional West MacDonell, cubriendo una superficie de 2.069 kilómetros cuadrados.

Durante miles de años, estas tierras han sido habitadas por aborígenes australianos, quienes han dado permiso para fomentar la llegada de turistas, e incluso guiarlos y darles a conocer sus creencias y costumbres. Precisamente, una de estas creencias señala que unos gusanos gigantes, llamados Yeperenye, crearon la forma de estas montañas sinuosas, entrando en la tierra a través de sus grietas.

La mejor forma de conocer este maravilloso lugar es tomando el famosos Sendero Larapinta, el cual recorre el parque de este a oeste en sus más de 223 kilómetros de longitud. Durante el recorrido, los excursionistas tienen la oportunidad de disfrutar de espectaculares lugares considerados por los aborígenes como “sagradas”, además, cada uno de ellos posee sus propias características y su propia historia geológica, convirtiéndose en refugios importantes de una variedad de plantas y animales, muchas de las cuales sólo se encuentran en este lugar.

Se destacan por ejemplo la garganta Simpson Gap, la cual ofrece una piscina natural permanente cerca de la cual vive una colonia de ualabíes (canguros muy pequeños); la Standley Chasm, una amplia hendidura en la roca, se enciende de colores brillantes cuando el sol del mediodía la ilumina hasta lo más hondo; y otras piscinas naturales como la Ellery Creek Big Hole, Ormiston Gorge, Glen Helen Gorge y Redbank Gorge.

En la década de los 90, este sendero contaba con poco más de 100 kilómetros de largo, pero comenzando el nuevo milenio, se completó una nueva sección, y en la actualidad es el sendero más largo de toda Australia.

El parque es accesible durante todo el año. Los meses más fríos, de abril a octubre, son los más agradables. Todos los caminos pueden ser intransitables durante cortos períodos después de las fuertes lluvias.

Foto Vía skadieverwinter

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Flora y Fauna Australiana



Deja tu comentario