Visitar Valle Barossa, gran excursión desde Adelaida

Valle Barossa

Adelaida es una de las más importantes ciudades australianas, lugar de hermosas playas, amplias avenidas, extensas plazas y parques, arquitectura sofisticada, espectaculares jardines, y gran variedad de atracciones para disfrutar de unas estupendas vacaciones.

Pero sin duda alguna, uno de sus grandes atractivos es estar rodeada de extensos y maravillosos valles dedicados a la producción de uvas, base de la reconocida industria de vinos; y los cuales podemos recorrer en atractivas excursiones de uno o varios días.

A tan solo 70 kilómetros al noreste de Adelaida se encuentra Valle Barossa, una de las zonas más visitadas al sur de Australia por su importante tradición vinícola de fama internacional.

Tiene una superficie aproximada de 200 kilómetros cuadrados, donde se destacan tres importantes centros poblados: Tanunda, cuyos primeros habitantes llegaron de territorio alemán; Angaston, con una esencia más inglesa (allí se establecieron mineros provenientes de Gran Bretaña), y Nuriootpa, la ciudad más grande de las tres, donde se conjugan ambas culturas y se congrega la mayor actividad comercial de la zona.

El Valle Barossa se comenzó a desarrollar en la primera mitad del siglo XIX con la llegada de los primeros emigrantes llegados del Reino de Prusia y Silesia, quienes aprovecharon que a territorio australiano no llegaron las plagas de filoxera que provocaron una grave crisis vinícola en Europa, y comenzaron a potencializar grandes cultivos de uvas libres de enfermedades.

Para conocer mucho más sobre el nacimiento y el posterior desarrollo de la industria vitícola en la región, Valle Barossa cuenta numerosos circuitos turísticos que incluyen las principales bodegas de vino como Kaesler, Penfolds, Peter Lehmann y Torbreck, las cuales ofrecen catas gratuitas e incluso ofrecen la posibilidad de disfrutar comidas ligeras con productos frescos locales como salmón ahumado, sopa de tomate helada o pan casero.

El éxito de la industria del vino es conmemorado cada dos años (años impares) en el Festival del Vino, una celebración que marca la finalización de la temporada de cosecha, entre finales de abril y principios de mayo, y la cual se extiende durante una semana atrayendo visitantes de todo el mundo, quienes disfrutan de desfiles, bailes, conciertos musicales y degustación de comida local.

Foto Vía Svetlana Zhukova

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Adelaida



Deja tu comentario