Anzac Biscuits, galletas dulces australianas

Anzac Biscuits

Ya os hemos mencionado acerca de algunos platos típicos australianos como la sopa de cola de canguro o el barramundi en salsa dulce. Y como es de esperar, muchas personas aguardan el momento del postre, para finalmente afirmar la tan conocida frase “panza llena, corazón contento”. Y si os viajáis a Australia, veréis que los dulces aquí, aunque no son el fuerte, poseen mucha popularidad en diversas partes del mundo, como es el caso de la pavlova, los lamingtons o bien, las exquisitas galletas Anzac Biscuits, sobre la que dedicaremos atención.

Su origen se ubica en el momento en que las esposas de los soldados preparaban estos dulces (elaborados a base de copos de avena, harina, coco y azúcar) durante la Primer Guerra Mundial y se los enviaban para que se alimenten. La principal característica es su contextura dura, pensada para que los ingredientes no se estropearan durante el traslado naval.

Hoy en día, podéis encontrar las Anzac Biscuits en cualquier comercio de Australia y por lo general, suelen utilizarse como un alimento de recaudación de fondos. Pues ahora si, pasemos a la receta de estas deliciosas galletas, ideales para un desayuno o merienda.

Ingredientes para 20 o 30 galletas:

  • 1 taza de harina
  • 1 taza de copos de avena
  • 1/2 taza de azúcar
  • 3/4 taza de coco deshidratado
  • 125 gramos de mantequilla
  • 2 cucharadas de Golden Syrup
  • 1 cucharada de agua muy caliente
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato

Preparación:

– Precalentar el horno a 160° y colocar papel sulfurizado o bien, engrasar un molde para colocar las galletas.

– A continuación, en un bol grande, mezclar la harina junto con la avena, el azúcar y el coco. Mientras tanto, en una sartén a fuego suave, derretir la mantequilla con el Syrup y dejar a un lado.

– Verter el bicarbonato en agua y remover un poquito. Incorporar la mezcla (ya fuera del fuego) en la sartén y dejar un hueco en el medio (donde se coloca el bicarbonato en agua). Ahora si, trabajar con una espátula todos los ingredientes hasta dejar nada seco.

– Formar pequeñas bolitas con la masa, podéis usar una cuchara, y ubicarlas sobre la bandeja, dejando un centímetro de separación entre cada una (ya que se expanden en el horno).

-Con las manos darles forma redondeada y aplastar suavemente. Hornear durante unos 10 minutos hasta que queden doraditas. Dejar enfriar sobre una rejilla y ya están listas para comer.

Foto: eatshootblog

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Cocina Australiana



Comentarios (1)

  1. dana dice:

    graciassss de verdad salvaste mi nota en turismo :D

Deja tu comentario