Monkey Mia, escenario de interacción con delfines

Monkey Mia

Para todas aquellas personas amantes de la vida marina, particularmente de los delfines, un lugar recomendado en Australia es la Reserva Monkey Mia, un popular complejo turístico localizado a unos 800 km al norte de la ciudad de Perth, capital de Australia Occidental.

Exactamente se sitúa sobre la costa este de la Península Peron, Bahía Tiburón, declarada Patrimonio de la Humanidad. El pueblo más cercano es Denham, ubicada a unos 23 kilómetros de distancia.

Como dato a destacar, estas costas son áridas y hasta casi desértica, pero la bahía Shark ofrece un sinfín de atractivos naturales. En esta zona por ejemplo se localiza El Parque Marino Bahía Tiburón, el cual es el hogar de una variedad de especies marinas incluyendo tortugas marinas, ballenas, dugongos y animales más pequeños como los camarones y las vieiras.

Volviendo a la Reserva Monkey Mia, los turistas que llegan a este lugar cuentan con la oportunidad de disfrutar de la compañía de numerosos delfines salvajes (delfín punta de botella) que se acercan diariamente a las costas para interactuar amigablemente con ellos. Estos ejemplares han estado acercándose a estas costas por más de cuarenta años, por lo que alimentarlos se ha convertido más en una tradición que en una atracción turística. Se trata de un contacto único sólo producido en ésta parte del planeta.

En la década de 1960, un pescador y su esposa comenzaron a alimentar unos cuantos delfines que se encontraban por allí, pero año tras año estos cuantos de convirtieron en muchos, y los visitantes empezaron a llegar a verlas. Fue tal la trascendencia de esta actividad, que en 1985 se construyó un centro de información, y desde 1988 el gobierno estatal comenzó a prestarle una atención especial, desarrollando una interesante infraestructura turística encabezada por la construcción y adecuación de carreteras, aparcamientos y diversas instalaciones como restaurantes y tiendas.

La cantidad de delfines que llegan a la costa varían de acuerdo al día y a la hora, por ejemplo, llegan con más frecuencias en las mañanas, (el grupo de delfines que llega a la costa suma unos 300 y vive en libertad dentro de la bahía). Vale la pena tener en cuenta que se puede interactuar con ellos, pero con la supervisión de los vigilantes del Departamento de Medio Ambiente y Conservación.

Foto Vía rggoldie

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Flora y Fauna Australiana



Deja tu comentario